Newsletter Abril

> Efectos de la metformina en el largo plazo para prevención de la diabetes. 

El Diabetes Prevention Program Research Group examinó los efectos de la metformina sobre la prevención de la diabetes y los subgrupos que más se beneficiaron con el tratamiento a lo largo de 15 años en el marco del  Diabetes Prevention Program (DPP) y su seguimiento el Diabetes Prevention Program Outcomes Study (DPPOS). Los investigadores hallaron que la metformina redujo la incidencia de diabetes, en comparación con placebo, en un 17% o en un 36% según los niveles de glucosa o de HbA1c respectivamente, y que los subgrupos más beneficiados fueron los compuestos por sujetos con la más elevada glucosa en ayunas o HbA1c en la línea de base y el grupo de mujeres con antecedentes de diabetes mellitus gestacional. 

En el mismo número de abril de la revista Diabetes Care donde se publica este trabajo, William T. Cefalu y Matthew C. Riddle escribieron un comentario en el que resumen la evidencia acumulada respecto de la indicación de metformina para la prevención de la diabetes.

Diabetes Care 2019;42:601–608 (Artículo original)

Diabetes Care 2019;42:499–501 (Comentario)

Ir a Biblioteca Virtual

> Reducción de la presión arterial ambulatoria con inhibidores de SGLT-2.

Los inhibidores del cotransportador 2 de sodio-glucosa (SGLT-2) disminuyen la presión sanguínea (BP) posiblemente a través de su acción natriurética. Sin embargo, no queda claro si esta disminución de la BP es dosis dependiente y si difiere del efecto de la administración de hidroclorotiazida a bajas dosis. Con el propósito de esclarecer el tema, Panagiotis I. Georgianos y Rajiv Agarwal elaboraron una revisión sistemática con metaanálisis de dosis respuesta y una evaluación comparativa con bajas dosis de hidroclorotiazida para cuantificar la asociación de la dosis con la respuesta de los sobre la BP y proveyendo una evaluación comparativa con bajas dosis de hidroclorotiazida.

El metaanálisis muestra que los inhibidores SGLT-2 producen una reducción promedio de la BP sistólica/diastólica de 3,62/1,70 mmHg en la BP ambulatoria de 24 hs. Este efecto hipotensor no se modifica con la dosis del inhibidor SGLT-2 y es comparable con la eficacia hipotensora de una dosis baja de hidroclorotiazida.

Diabetes Care 2019;42:693–700

Ir a Biblioteca Virtual

 

> Impacto de la obesidad sobre la incidencia de diabetes tipo 2 en mujeres con síndrome de ovario poliquístico.   

En Australia, Nadira S. Kakoly y colaboradores realizaron un estudio longitudinal con alcance nacional en el que hallaron que las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (PCOS) tienen un mayor riesgo de diabetes tipo 2, independientemente de la edad y del BMI. La incidencia de diabetes tipo 2 aumenta sustancialmente con el aumento de la obesidad; sin embargo, el PCOS agrega un mayor riesgo relativo en mujeres delgadas. De acuerdo con el riesgo clínico absoluto moderado general demostrado aquí, las recomendaciones de las guías clínicas actuales sugieren la detección de diabetes tipo 2 cada 1 a 3 años en todas las mujeres con PCOS, en todas las categorías de BMI y rangos de edad, con una frecuencia influenciada por factores adicionales de riesgo para diabetes tipo 2.

Diabetes Care 2019;42:560–567

Ir a Biblioteca Virtual

> Cambios en las prácticas de detección de prediabetes y diabetes desde la recomendación de las pruebas de hemoglobina A1c.

Las pruebas de screening implican la identificación presuntiva de individuos asintomáticos con mayor riesgo de enfermedad no reconocida. Joshua M. Evron, William H. Herman y Laura N. McEwen, en Michigan, Estados Unidos, examinaron los cambios en las prácticas de detección para la prediabetes y la diabetes desde enero de 2010, cuando se recomendó la HbA1c como una opción para la detección y el diagnóstico. 

Los autores hallaron, como observaron en 2004, que las tasas de detección son elevadas. La HbA1c todavía se usa con menos frecuencia que la glucosa para la detección, pero es más probable que resulte en un diagnóstico clínico. Concluyen en que se necesita evidencia que respalde las guías clínicas para definir el papel de la detección aleatoria de glucosa, incluyendo la definición de puntos de corte y el seguimiento apropiados.

Diabetes Care 2019;42:576–584

Ir a Biblioteca Virtual

> Asociación de la diabetes y la hemoglobina glicosilada con el riesgo de hemorragia intracerebral

En Israel, un grupo de profesionales liderados por Walid Saliba, Ofra Barnett-Griness hallaron en un estudio de cohorte de alcance nacional que la diabetes se asocia con un incremento del riesgo de hemorragia intracerebral (ICH) y que este incremento se encuentra directamente vinculado con la duración de la diabetes. La relación entre la ICH y el nivel de HbA1c presentó una forma de J lo cual sugiere, señalan los autores, que tanto un control pobre de la diabetes como el control intensivo extremo de la diabetes podrían estar asociados con el incremento del riesgo.

La cohorte estudiada incluyó cerca de un millón y medio de personas mayores de 40 años al 1 de enero de enero de 2010 que fueron seguidas hasta el 31 de diciembre de 2017 (4.170 casos de ICH durante 10.730.915 personas-año de seguimiento).

Diabetes Care 2019;42:682–688

Ir a Biblioteca Virtual

 

> Anormalidades estructurales y funcionales de la corteza somatosensitiva primaria en la neuropatía periférica de origen diabético.  

Dinesh Selvarajah y colaboradores, en el Reino Unidos, realizaron un estudio de casos y controles con RNM multimodal cerebral de 44 sujetos con fenotipos cuidadosamente evaluados, en el que encontraron cambios anatómicos y funcionales significativos en la corteza somatosensorial. Los sujetos con DSP dolorosa con insensibilidad mostraron el más bajo grosor cortical somatosensorial, con una expansión del área que representa dolor en la extremidad inferior incluyendo regiones de la cara y los labios. Además, hubo una relación significativa entre los cambios anatómicos y funcionales dentro de la corteza somatosensorial y la gravedad de la neuropatía periférica. Estos datos sugieren una plasticidad dinámica del cerebro en la DSP impulsada por el proceso neuropático. Esto demuestra, por primera vez a criterio de los autores, una relación fisiopatológica entre un fenotipo de DSP clínicamente doloroso y alteraciones en la corteza somatosensorial.

Diabetes 2019;68:79

Ir a Biblioteca Virtual

OTRAS NOVEDADES EDITORIALES

 

Eventos adversos postoperatorios en pacientes con diabetes sometidos a cirugía ortopédica y cirugía general programadas. 

De acuerdo con los resultados de un estudio retrospectivo de cohorte con análisis de regresión multivariado elaborado por Wang J y colaboradores en pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2, la edad ≥ 65 años, el sexo masculino, una glucosa elevada postoperatoria en sangre periférica, complicaciones de la diabetes, una función renal anormal y la cirugía general (versus ortopédica) están asociados con la aparición de eventos adversos postoperatorios. 

Los eventos adversos postoperatorios se definieron como el ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI) causado por anomalías respiratorias, circulatorias u otras complicaciones graves, infecciones del sitio de la incisión, infecciones de otros sitios o muerte. Los trastornos circulatorios se definieron como un aumento o disminución significativos de la presión arterial, o arritmias que requirieron intervención y tratamiento con drogas vasoactivas o arritmias controladas. Las anomalías respiratorias se definieron como la extubación tardía causada por  insuficiencia respiratoria relacionada con la cirugía y/o debilidad de los músculos respiratorios. La retinopatía diabética, la nefropatía diabética, la neuropatía diabética y el pie diabético se definieron como complicaciones diabéticas. La hipertensión, la cardiopatía coronaria y las enfermedades cerebrovasculares se definieron como comorbilidades diabéticas. La función renal anormal se refiere al nivel de creatinina superior a 1,24 mg/dL (110 μmol/L).

Medicine (Baltimore). 2019 Apr;98(14):e15089. doi: 10.1097/MD.0000000000015089.

Ver artículo completo

+ Eficacia de la suplementación con vitamina D sobre el control glucémico en diabetes tipo 2. 

En un metaanálisis de estudios de intervención realizado en China, los autores encontraron que la suplementación con vitamina D en pacientes con diabetes tipo 2 puede mejorar los niveles de HbA1c, de insulina y la resistencia a la insulina en una intervención en el corto plazo, lo cual sugiere que la vitamina D puede ser considerada con un agente terapéutico junto con otros tratamientos para la diabetes tipo 2.

Medicine (Baltimore). 2019 Apr;98(14):e14970. doi: 10.1097/MD.0000000000014970.

Ver artículo completo

+ Papel de la angiopoyetina-1 sobre la homeostasis de la glucosa

Ho Seon Park y colaboradores, en Corea del Sur, a través de un estudio de investigación primaria encontraron que la angiopoyetina-1 derivada de las células beta pancreáticas, que es un conocido factor angiogénico, regula la secreción de insulina y la homeostasis de la glucosa estabilizando el micro medioambiente de los islotes.

Diabetes 2019;68:774–786.

Ir a Biblioteca Virtual

+ Predictores de efectividad del tratamiento con agonistas del péptido 1 tipo glucagon (GLP-1) en diabetes tipo 2 y obesidad. 

En el Centro Nacional Almazov de Invesatigación Médica, en San Petersburgo, Rusia, Babenko AY y colaboradores hallaron que la evaluación del control glucémico, el perfil lipídico y los niveles de GLP-1, GIP y de grelina se pueden utilizar para estimar la eficacia esperada de los agonistas GLP-1.

J Diabetes Res. 2019 Mar 3;2019:1365162. doi: 10.1155/2019/1365162. eCollection 2019.

Ver artículo completo

+ Diabetes y síndrome coronario agudo: predicción de eventos cardíacos mayores  

En Francia, Edouard Gerbaud, Romain Darier y colaboradores estudiaron la variabilidad glucémica (GV) y la ocurrencia de eventos cardiovasculares mayores (MACE) una cohorte de 327 pacientes con diabetes y síndrome coronario agudo con el objetivo de investigar el valor pronóstico de la GV. Hallaron que un valor de GV > 2.70 mmol/L fue el factor predictivo independiente más fuerte para la aparición de MACE en el mediano plazo.

Diabetes Care 2019;42:674–681

Ir a Biblioteca Virtual

+ Comparación de los efectos terapéuticos de acarbose y metformina según la función de las células beta. 

Investigadores chinos encontraron, entre otros hallazgos, que tanto el acarbose como la metformina pueden disminuir la hemoglobina glicosilada a niveles similares después de 48 semanas de tratamiento en todos los grupos evaluados según el estado de función de las células beta pancreáticas. Los autores dividieron 670 pacientes con diabetes tipo 2 en tres grupos según el nivel de función de las células beta de acuerdo con el  modelo HOMA-β (mejor función, función mediana y función pobre). Los pacientes recibieron 300 mg/día de acarbose o 1500 mg de metformina/día por 48 semanas.

Endocr J. 2019 Apr 2. doi: 10.1507/endocrj.EJ18-0466. [Epub ahead of print]

Ver artículo completo        

También puede interesarle

+ Ingesta dietaria de fibra y control glucémico: estudio de calcificación arterial coronaria en diabetes tipo 1 (CACTI). Ver artículo completo

+ Ferritina sérica, un marcador temprano de riesgo cardiovascular: un estudio en hombres chinos de familiares de primer grado con antecedentes familiares de diabetes tipo 2. Ver texto completo

+ Efectos del azilsartán en comparación con telmisartán en la resistencia a la insulina en pacientes con hipertensión esencial y diabetes mellitus tipo 2: un ensayo clínico abierto, aleatorizado. Ver texto completo

+ Nefropatía diabética después de la diabetes mellitus postrasplante. Ver texto completo

+ Relación del estrés oxidativo como vínculo entre la diabetes mellitus y el trastorno depresivo mayor. Ver texto completo

+ Efectos de la angiopoyetina-like 3 en la regulación de triglicéridos, la homeostasis de la glucosa y la diabetes. Ver artículo completo

  




SOCIOS COOPERADORES

Plenos

Semiplenos

BAGÓ     CRAVERI    DENVER FARMA    SERVIER