Últimas novedades

Newsletter Diciembre

NOVEDADES EDITORIALES DESTACADAS – DICIEMBRE 2019

Seguridad cardiovascular de linagliptina vs glimepirida. 

En el número de diciembre de Diabetes Care, Elisabetta Patorno, Sebastian Schneeweiss y colaboradores han publicado un estudio elaborado con datos del mundo real para predecir los hallazgos del ensayo de resultados cardiovasculares del LINAgliptina versus Glimepirida en diabetes tipo 2 (CAROLINA), un ensayo clínico fase IV actualmente en curso, que compara linagliptina versus glimepirida en pacientes con diabetes tipo 2 (T2D) con riesgo cardiovascular aumentado. Los autores, mediante el uso de un marco novedoso que requiere sortear comprobaciones de validez preespecificadas antes de analizar el resultado primario, hallaron que la linagliptina es no-inferior para los resultados de un riesgo cardiovascular compuesto en comparación con la glimepirida. Este trabajo fue financiado por la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA). En el mismo número de la revista, Matthew C. Riddle presenta un comentario sobre el trabajo de Patorno.

Diabetes Care 2019;42:2204–2210 (Artículo original)
Diabetes Care 2019;42:2161–2163 (Comentario)
Ir a la revista 

Incidencias de hipoglucemia severa y cetoacidosis diabética y prevalencia de complicaciones microvasculares estratificadas por edad y control glucémico en adultos estadounidenses con diabetes tipo 1: Un estudio en el mundo real. 

Jeremy H. Pettus, Fang Liz Zhou y colaboradores realizaron un estudio de observación retrospectivo de una cohorte de personas con diabetes tipo 1 en los Estados Unidos, cuyos resultados fueron peores de los previamente estimados. Las características demográficas, las complicaciones agudas (hipoglucemia severa [SH] – cetoacidosis diabética [DKA]), y las complicaciones microvasculares (neuropatía, nefropatía y retinopatía) fueron estratificadas por edad (18–25, 26–49, 50–64,>65 años) y por control glucémico (HbA1c <7%, 7% a <9%, >9%).

De 31,430 pacientes, alrededor del 20% tenían HbA1c <7%. Los pacientes mayores tenían valores más bajos de HbA1c que los pacientes más jóvenes (P <0.001). Los pacientes con control glucémico deficiente tuvieron la mayor incidencia anual de SH (4.2%, 4.0% y 8.3%) y DKA (1.3%, 2.8% y 15.8%) para los niveles de HbA1c, respectivamente (ambos P <0.001), y una mayor prevalencia de neuropatía y nefropatía (ambos P <0.001).

Los autores concluyeron que las tasas de todas las complicaciones se vieron incrementadas con el aumento de la HbA1c. En comparación con la HbA1c <7%, la HbA1c >9% se asoció con una incidencia de 2 y 12 veces mayor de SH y DKA, respectivamente. Los adultos más jóvenes presentaron más pronunciados mayores riesgos de SH y DKA asociados con un control glucémico deficiente en comparación con los adultos mayores.

Diabetes Care 2019;42:2220–2227
Ir a la revista

La diabetes tipo 1 acelera la progresión del calcio arterial coronario en la transición menopáusica: el estudio CACTI.

Amena Keshawarz, Laura Pyle y colaboradores, en un seguimiento a 18 años de la cohorte del estudio CACTI (The Coronary Artery Calcification in Type 1 Diabetes), hallaron que la diabetes tipo 1 se asoció con un mayor volumen de calcio arterial coronario (CAC) y con una progresión acelerada del CAC con el paso del tiempo. Los autores del trabajo concluyen que la menopausia incrementa más la progresión del CAC en mujeres con diabetes que en las que no tienen diabetes, independientemente de la edad y de otros factores de riesgo conocidos que empeoran con la menopausia.

En el estudio original fueron enrolados 680 hombres y 736 mujeres, con y sin diabetes tipo 1, que tenían entre 19 y 56 años en el año 2000. Los participantes fueron seguidos durante 18 años con hasta 4 visitas en las que se les realizó una tomografía computada para medir el CAC en cada una.

Diabetes Care 2019;42:2315–2321
Ir a la revista

Eficacia, seguridad y tolerabilidad del semaglutide oral: Ensayo clínico PIONEER 8

Con el objetivo de investigar la eficacia, seguridad y tolerabilidad del semaglutide vía oral agregado a la insulina en pacientes con diabetes tipo 2 tratados con o sin metformina, Bernard Zinman, Vanita R. Aroda y colaboradores realizaron un ensayo clínico multicéntrico, randomizado, doble ciego, controlado con placebo en el que hallaron que el semaglutide fue superior al placebo para reducir a la HbA1c y el peso corporal, siendo las náuseas el efecto adverso más frecuente, presentándose en el 11 al 23% de las personas tratadas.

Las dosis utilizadas fueron de 3, 7 o 14 mg de semaglutide oral por día y el seguimiento se realizó por 52 semanas en total. En el momento de la randomización se recomendó una reducción del 20% de la dosis diaria de insulina por 8 semanas a menos que fuera necesario un incremento para prevenir un deterioro metabólico agudo.

Diabetes Care 2019;42:2262–2271.
Ir a la revista 

Cambios en el consumo de bebidas azucaradas y de bebidas endulzadas artificialmente y el subsecuente riesgo de diabetes tipo 2.

Jean-Philippe Drouin-Chartier, Yan Zheng y colaboradores en los Estados Unidos evaluaron, en tres grandes estudios prospectivos de cohorte, las asociaciones de los cambios a largo plazo en el consumo de bebidas azucaradas (incluidas las bebidas azucaradas y los jugos 100% de frutas) y las bebidas endulzadas artificialmente (ASB) con el consiguiente riesgo de diabetes tipo 2 en mujeres y en hombres.

Durante 2.783.210 personas-años de seguimiento, los investigadores documentaron 11.906 casos incidentales de diabetes tipo 2. Después de realizar los ajustes para el IMC, los cambios iniciales en la dieta y las covariables de estilo de vida, el aumento de la ingesta total de bebidas azucaradas en >0,50 porciones/día durante un período de 4 años se asoció con un 16% de mayor riesgo de diabetes en los siguientes 4 años. Aumentar el consumo de ASB en >0.50 porciones/día se asoció con un 18% de mayor riesgo de diabetes. Reemplazar una porción diaria de bebida azucarada con agua, café o té, pero no con ASB, se asoció con un riesgo de diabetes entre 2 a 10% menor.

Los autores señalan que el aumento del consumo de bebidas azucaradas o endulzadas en forma artificial se asoció con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, aunque esta última asociación puede verse afectada por la causalidad inversa y el sesgo de vigilancia.

Diabetes Care 2019;42:2181–2189
Ir a la revista 

Variabilidad de la hemoglobina glicosilada y riesgo de resultados pobres en personas con diabetes tipo 2.

En un amplio estudio de cohorte de atención primaria realizado en el Reino Unido con 58.832 pacientes con diabetes tipo 2, los investigadores hallaron que la variabilidad de HbA1c (coeficiente de variación) se asoció fuertemente con la mortalidad general y con la hospitalización de emergencia, que no se explican por el nivel promedio de HbA1c o por episodios de hipoglucemia. No se encontró asociación solo para hospitalizaciones por enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular isquémico, patologías en las que el promedio de HbA1c fue más predictivo. Concluyeron los autores en que los objetivos deben centrarse tanto en la estabilidad como en el nivel absoluto de HbA1c.

Diabetes Care 2019;42:2237–2246
Ir a la revista 

OTRAS NOVEDADES EDITORIALES

Estrategias terapéuticas actuales en úlceras del pie diabético.

En una revisión realizada en México, Aurelio Perez-Favila, Margarita L Martinez-Fierro y colaboradores resumen la etiopatogenia de las úlceras en el pie diabético, el proceso de curación de las heridas en la diabetes, y las actuales opciones de tratamiento incluyendo las ventajas, desventajas y evidencias disponibles en cada uno de los métodos terapéuticos.

Medicina 2019, 55, 714; doi:10.3390/medicina55110714.
Ver artículo completo                    

Semaglutide oral vs. empagliflozina en pacientes con diabetes tipo 2 no controlada con metformina: Ensayo PIONEER 2.

En un ensayo clínico abierto, randomizado, la semaglutida oral (14 mg/día) fue superior a la empagliflozina (25 mg/día) en la reducción del nivel de HbA1c pero no del peso corporal a las 26 semanas de tratamiento en pacientes con diabetes tipo 2 no controlada con metformina. En la semana 52, la HbA1c y el peso corporal (estimado del producto de prueba) se redujeron en forma significativa frente a la empagliflozina. Los autores concluyen que la semaglutida oral fue bien tolerada dentro del perfil de seguridad establecido de los agonistas del receptor GLP-1.

Diabetes Care 2019;42:2272–2281
Ir a la revista  

Hiperactividad simpática y trastornos del sueño en personas con diabetes tipo 2.

Los resultados de un estudio de casos y controles realizado en España sugieren que el incremento de la actividad simpática descrito previamente en personas con diabetes tipo 2 podría estar mediado por los trastornos nocturnos de la respiración. Los autores del trabajo concluyeron que el diagnóstico y el tratamiento del síndrome de apnea-hipopnea del sueño puede tener influencia sobre los trastornos de la actividad simpática lo que podría conducir a una mejoría de la diabetes tipo 2 y del riesgo cardiovascular.

Front Endocrinol (Lausanne). 2019 Nov 1;10:752. doi: 10.3389/fendo.2019.00752. eCollection 2019.
Ver artículo completo   

Predicción genética de los niveles de vitamina D, Calcio y hormona paratiroides en relación con el desarrollo de diabetes tipo 2.

En un estudio de randomización mendeliana para investigar las asociaciones genéticamente pronosticadas de los niveles séricos de 25-hidroxivitamina D (S-25OHD), calcio y hormona paratiroidea (S-PTH) con la diabetes tipo 2 (DM2), los autores hallaron que Los niveles modestamente más elevados de S-25OHD a lo largo de la vida se asociaron con probabilidades reducidas de diabetes tipo 2, pero la asociación solo fue sólida para los polimorfismos de un solo nucleótido en la vía de síntesis de la vitamina D. El posible papel de los niveles séricos de calcio para el desarrollo de diabetes tipo 2 requiere más investigación.

Diabetes Care 2019;42:2197–2203
Ir a la revista  

El papel de la metformina en el tratamiento de pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica: Una revisión sistemática.

En una revisión sistemática realizada en China que el total incluyó 3.467 participantes, los investigadores hallaron que la metformina puede beneficiar a los pacientes con EPOC y diabetes mellitus tipo 2 mediante una mejoría del estado de salud, los síntomas, las hospitalizaciones y la mortalidad. No observaron efectos en pacientes con EPOC y sin diabetes. La metformina produjo un mínimo incremento en la concentración plasmática de lactato sin acidosis láctica y tuvo poco impacto sobre la glucemia con mínimos efectos adversos. Los autores concluyeron que la metformina es segura y efectiva para tratar a los pacientes con EPOC y diabetes tipo 2 concomitante.

J Thorac Dis. 2019 Oct;11(10):4371-4378. doi: 10.21037/jtd.2019.09.84..
Ver artículo completo

Endocarditis infecciosa y diabetes mellitus: Resultados de un estudio en un centro entre 1994 y 2017.
En un estudio retrospectivo con una cohorte de un centro sanitario en Italia, los autores hallaron que en pacientes con endocarditis infecciosa (IE), la presencia de diabetes se asocia con la prevalencia más elevada de complicaciones anatómicas y con un mayor deterioro de la fracción de eyección del ventrículo izquierdo. Los pacientes con diabetes, asimismo, mostraron una supervivencia significativamente menor en comparación con los pacientes sin diabetes, tanto durante su internación hospitalaria como durante el seguimiento.

PLoS One. 2019 Nov 18;14(11):e0223710. doi: 10.1371/journal.pone.0223710. eCollection 2019.
Ver artículo completo

También puede interesarle

Duración de la diabetes tipo 2 y tasas de remisión posteriores a cirugía bariátrica en Suecia 2007-2015: Un estudio de cohorte basado en registros.
Ver texto completo
          

Asociaciones entre la suplementación con ácido fólico, diabetes mellitus gestacional y resultados adversos en el nacimiento basadas en una cohorte de nacimientos.
Ver texto completo
   

Riesgo de mortalidad temprana y enfermedad cardiovascular en diabetes tipo 1: Una comparación con diabetes tipo 2, estudio de alcance nacional.
Ver texto completo     


En búsqueda de objetivos óptimos de presión sanguínea en pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedad arterial coronaria.

Ver texto completo
 

La aldosa reductasa humana se desarrolla a través de un intermediario.
Ver artículo completo

     
Efectos del ácido úrico sobre la diabetes mellitus y sus complicaciones crónicas.

Ver artículo completo

SOCIOS COOPERADORES

Plenos

Semiplenos

BAGÓ     CRAVERI    DENVER FARMA    SERVIER